El gas GLP o Gas Licuado de Petróleo es un combustible formado por butano y propano, aunque existen otros hidrocarburos en menor proporción. Aunque es usado por industrias y automóviles, es en los hogares donde más está penetrando en los últimos años gracias a sus grandes ventajas.

Aunque en las industrias el gas licuado de petróleo suele usarse con tanques horizontales, en las viviendas este gas se usa a través de los tanques estacionarios verticales, adaptándose a cualquier ambiente, sobre todo a espacios reducidos.

Ventajas

  • Su mayor ventaja es la versatilidad. El gas GLP es portátil, cuenta con una gran flexibilidad para ser usado en diversas aplicaciones y proporciona una mayor confianza al usuario.
  • Este tipo de gas se considera el combustible más económico a gran distancia del segundo más barato. Puede conllevar un ahorro del 40 % si lo comparamos con los combustibles más utilizados.
  • No contiene agentes contaminantes como azufre o plomo. Puede llegar a reducir las emisiones contaminantes, como mínimo, en un 20 %. La reducción de emisiones de óxido de nitrógeno, el causante del efecto invernadero, se ven ampliamente reducidas. Se calcula en algunos casos que la reducción llega hasta el 95 %.
  • El gas GLP no libera ningún tipo de partículas que causan cáncer como sí ocurre como otros combustibles usados en el día a día.
  • Su uso no produce graves olores, pero tampoco humos ni vibraciones de motores.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *